Archivo de la etiqueta: Philadelphia 76ers

Philadelphia 76ers 2012-13

philadelphia-76ersRotundo fracaso. Así se podría definir la temporada 2012-2013 para los Sixers que, no solo no se han metido en playoffs en la débil Conferencia Este, sino que encima apenas han superado el 40% de victorias (34-48). Un equipo que en su pista apenas ha dado solidez (23-18) pero que fuera ha sido un absoluto descalabro (11-30). El primer planteamiento puede ser un tanto catastrófico, pero no lo debería ser tanto si analizamos distintos planos del equipo.

Vaya por delante dos premisas claras: en la Conferencia Este ha habido un equipo (Milwaukee Bucks) que se ha metido en playoff con balance negativo. Y la otra, con todavía mayor incidencia: en este equipo está flotando, porque ni está presente ni está en espíritu (o estaba, veremos) el nombre y la figura de Andrew Bynum. Un Bynum que no ha podido ni ponerse la camiseta de juego para disputar un mísero partido. Pero que, aún con todo y con eso, la plantilla ofreció en los primeros compases de la temporada muy buena imagen, dejando patente que su objetivo claro era estar entre los 8 primeros y que así lo iba a conseguir.

Con ese pro y esta contra, no es descabellado catalogar de “fracaso” la temporada que han hecho los de Doug Collins. Ha estado marcada por su primer fracaso inesperado por todos en los despachos: su apuesta truncada desde el comienzo de Andrew Bynum. Una apuesta arriesgadísima de aproximadamente 16.473.000 dólares que ha estado más pendiente de jugar a los bolos y cambiarse el peinado que de recuperarse. Su fichaje, tal y como reconoció a agua pasada Adam Aron (CEO de los Sixers) “era una decisión que debería haber funcionado”. En septiembre tuvo problemas con una contusión ósea en su rodilla derecha, y los médicos le diagnosticaron su vuelta en diciembre. En ese mes, cuando se empezaba a recuperar, se fue a jugar a los bolos, lo que agravó la lesión y le hinchó la dos rodillas. Se fijó su vuelta para después del All-Star, pero a mediados de marzo se conoció su paso por quirófano por tener afectados los cartílagos en ambas rodillas y la pérdida irremediable para su equipo en la temporada. Un caso “extraño” según lo calificó el presidente de la franquicia, Rod Thorn, pero que en cualquier caso no elude de responsabilidad al propio Bynum. Si tanta importancia se da al caso del pívot es porque fundamentalmente los objetivos de Sixers iban encaminados a que Bynum fuera el jugador franquicia. Más de 16 millones de dólares e ilusiones que no se pudieron cumplir.

Dejando de lado la gran incidencia que ha tenido este hecho en el equipo, Philadelphia dejó buenas sensaciones a comienzo de campaña. Antes de entrar en el mes de diciembre, los de Doug Collins llevaban un 10-6 favorable, pero pese a gustarse en su juego, la situación se empezó a torcer. Su balance entre diciembre, enero y febrero fue de 12-28, y entre abril y mayo, donde había que pegar el último sprint, el equipo no llegó ni a al 46% de victorias en el Este para acabar octavo. Entre otras cosas no lo ha conseguido al ser el equipo que peor bagaje anotador tiene de toda la NBA (apenas llega a los 93 puntos por partido), sumado a que ha acumulado un total de 13 pérdidas por noche. Una trayectoria que ha ido de más a menos a lo largo de esta temporada. Para los aficionados de los Sixers es una pena, ya que tenían algunos nombres importantes y algunos pilares con los que haberse metido, al menos, en Playoff. Hay algunos nombres propios sobre los que destacar su presencia.

PLANTILLA

011913_jrue-holiday_600– Jrue Holiday (17’7 pts, 8 asist, 4’2 reb, 3’7 per): El jugador referencia del equipo. Sus actuaciones estelares, penetraciones y tiros han puesto en pie millones de veces al Wells Fargo Center. Ha asumido la responsabilidad de ser el base y el líder del equipo, aunque con el tremendo debe de las pérdidas de balón. Un aspecto que no le ha ayudado ni a él ni al equipo. Pese a todo, un jugador con enorme talento y enorme incidencia en el equipo. Lo mejor ha sido su salario de este año: algo más de 2.500.000 dólares.

– Thaddeus Young (14’8 pts, 7’5 reb, 1’2 per): Un jugador fiable, en la que ha destacado su regularidad a la hora de anotar desde media distancia y tener cierta seguridad reboteadora. Ha cumplido con lo que se le exigía.

040611-evan-turner-400– Evan Turner (13’3 pts, 6’3 reb, 4’3 asist, 82 partidos): Un complemento de lujo en el exterior de los Sixers. Ha conseguido el objetivo de no desentonar y hacer un gran papel como asistente. Tanto es así que no se ha perdido un solo partido. El segundo de a bordo del equipo y el segundo con más minutos por partido (35’3). Gran importancia y buena imagen.

– Spencer Hawes (11 pts, 7’2 reb, 35’6% 3P, 82 partidos): El particular raza blanca tirador de la franquicia. Sin hacer nada grande, consiguió triples verdaderamente sorprendentes durante los partidos. Insuficiente aun así, como la labor grupal.

– Jason Richardson (10’5 pts, 3’8 reb, 33 partidos): otrora gran matador, el jugador de los Sixers apenas ha tenido continuidad este año para poder ayudar al equipo. No obstante, sus apariciones casi siempre han sido muy positivas, tanto para la labor de penetrador como para probar desde la línea de fuera.

– Arnett Moultrie (3’7 pts, 3’1 reb, 47 partidos. 11’5 min/part): Novato con altura que le puede venir bien a un equipo como Philadelphia. Ha tenido poca incidencia pero ha dejado buenas maneras como 4.

– Kwame Brown (1’9 pts, 3’4 reb, 0’5 tap, 22 partidos, 12’2 min/part): Otro de los fallos gigantescos de los Sixers desde los despachos (y éste todavía más achacable). Un “cacho de carne” que ha tenido incidencia 0 en el equipo cada vez que salía. Centímetros desaprovechados. Y esa labor cuesta casi 3 millones de dólares. Más de lo que ha cobrado Jrue Holiday.

 

FUTURO

act_andrew_bynumLa figura clave en el devenir de los Sixers es Andrew Bynum. En torno a él gira todo el proceso de remodelación y de incorporación de jugadores para la franquicia. La apuesta desde los despachos ha resultado totalmente negativa, ya que además de abonar los casi 16 dólares y medio, medios en Philadelphia han publicado que Bynum no va a tener un trato de favor con los Sixers al convertirse en agente libre. Se marchará al mejor postor sin pensar en un cierto “agradecimiento” por el contratazo de este año sin jugar un solo minuto. Esto además implicará a los Sixers más riesgos económicos si quiere construir en torno a él su franquicia. Su intención es clara: la apostar por un center domintante aún con riesgos de otro año tan dramático. De no ser así, deberían mirar en el mercado un jugador sobre el que construir el equipo (fundamentalmente en la pintura).

Otro de los asuntos que tendrá que resolver su presidente es la del entrenador. Doug Collins ya declaró que no iba a continuar al frente del equipo, y por tanto tendrá que buscar un head coach que comulgue con los jugadores que tenga en plantilla (sobre todo en el hipotético caso de Bynum).

Con Jrue Holiday garantizado hasta 2017 y Thaddeus Young hasta 2016, es evidente que necesita buscar un arma en la zona que le dé ese plus para ser un equipo de playoff nuevamente… y todo dependerá de lo que vaya a hacer Andrew Bynum.

Fotografías: philly.com, nba.com

Anuncios

Repasa todos los traspasos

LOGO-NBA112Al final todo el ruido que había se quedó en nada. Josh Smith, sobre todo, Ben Gordon, Kris Humphries, Andrea Bargnani, etc. Ninguno de los “grandes” nombres que sonaban para futuros traspasos cambió de equipo, especialmente el ala-pívot de los Hawks.

Todo fueron traspasos menores donde el nombres más relevante es el de JJ Reddick, que abandona Orlando para jugar en Milwaukee. Además, los Knicks han fichado con un contrato de 10 días a Kenyon Martin. Aquí está la lista de movimientos, completada con el traspaso a tres bandas de la madrugada de ayer:

– Celtics-Wizards: Boston recibe a Jordan Crawford; Washington recibe a Leandro Barbosa y Jason Collins

– Mavericks-Hawks: Dallas recibe a Anthony Morrow; Atlanta recibe a Dahntay Jones

– Knicks-Thunder: New York recibe una 2ª dl Draft; Oklahoma recibe a Ronnie Brewer

– Magic-Bobcats: Orlando recibe a Hakim Warrick; Charlotte recibe a Josh McRoberts

– Raptors-Suns: Toronto recibe a Sebastian Telfair; Phoenix recibe a Hamed Haddadi

– Heat-Grizzlies: Miami recibe los derechos de Ricky Sánchez; Memphis recibe a Dexter Pittman y una 2ª ronda del Draft

– Blazers-Thunder: Portlando recibe a Eric Maynor y cortan a Ronnie Price; Oklahoma recibe los derechos de Giorgios Printezis y una trade exception de un año de duración

– Magic-Bucks: Orlando recibe a Doron Lamb, Beno Udrih y Tobías Harris; Milwaukee recibe a JJ Reddick, Ish Smith y Gustavo Ayón

– Warriors-Hawks: Golden State recibe una 2ª ronda del Draft: Atlanta recibe a Jeremy Tyler

– Warriors-76ers: Golden State recibe una 2ª ronda del Draft; Philadelphia recibe a Charles Jenkins

Baile de nombres en la NBA

LOGO-NBA112El próximo jueves día 10 de enero es una fecha clave para la NBA, ya que los contratos no garantizados pasarán a serlo hasta final de temporada. Además, mañana se abre la posibilidad de firmar a los agentes libres por 10 días, una posibilidad muy utilizada, por lo que es de esperar que se produzcan varios movimientos de jugadores.

Por ejemplo, Cleveland Cavaliers ha cortado al pívot Samardo Samuels, quien llevaba tres años en la franquicia de Ohio. Sam Young, de Indiana Pacers, también ha dejado de pertenecer al equipo. El ex de Grizzlies y SIxers ha disputado 28 partidos esta temporada, su primera en Indianápolis. Recientemente, los Sixers han anunciado el corte de Maalk Wayns, base que ha actuado en 20 encuentros este año.

Fichajes

Los equipos NBA también trabajan en las incorporaciones, como Chicago Bulls, que ha hecho oficial la contratación de Daequan Cook hasta final de temporada. El jugador fue cortado recientemente por Houston Rockets, franquicia a la que llegó procedente de Oklahoma.

En cuanto a posibles intereses, New Orleans Hornets planea la contratación de Donald Sloan, quien ya estuvo en el equipo la pasada con dos contratos de 10 días. Sloan pertenece actualmente a los Sioux Falls Skyforce, aunque comenzó la temporada en Cleveland Cavaliers.