Archivo de la etiqueta: Mike Brown

Cleveland Cavaliers 2012-13

Cleveland-CavaliersSi en el presente no puedes competir es mejor prepararse para el futuro, aunque en el caso de Cleveland Cavaliers ya han llegado hasta medio camino. Ese podría ser el motivo de existencia de la franquicia de Ohio, que aunque apenas ha llegado al 30% de victorias se ha vislumbrado un esperanzador camino de futuro ante sus ojos.

En cuanto a la temporada que ha acabado, estadísticamente para el equipo no ha sido buena (es evidente), ya que ha sido el tercer peor. No han alcanzado ni 25 victorias en 82 partidos, y aunque en anotación es un equipo que no es de los menos malos, su defensa y los demás apartados fundamentales como los rebotes inclinan la balanza siempre a favor de los rivales. Equipos como Cavs deben mostrar una gran intensidad defensiva partido tras partido para aspirar a algo grande, cosa complicada teniendo en cuenta lo largas que son las temporadas.

Su mal comienzo lastró a los de Byron Scott, que vieron como a comienzos de enero se encontraban con un balance ya de 7-25. La llegada por aquel entonces de Marreese Speights y Wayne Ellington encajó perfectamente en los planes del equipo, que vieron como ganaba banquillo y jugadores que habían demostrado en Memphis Grizzlies que eran tremendamente válidos. Como consecuencia de ello, en enero y febrero equilibraron su balance a 13-13, sin duda los mejores momentos que vivió la franquicia este año. De hecho, febrero fue su mejor mes llegando a anotar por partido más de 106 puntos, pero el tramo final de temporada fue desastroso: solamente 4 victorias de 20 posibles coincidiendo con la lesión final de Kyrie Irving.

Lo que está claro es que ha habido un factor añadido que no ha ayudado al devenir de la franquicia: la lesión de Anderson Varejao. El brasileño parecía que por fin había encontrado su juego. Se encontraba cómodo y era un referente en la zona, tanto reboteando como anotando. Había encontrado al fin ese equilibrio en su juego, pero a mediados de enero tuvo que pasar por el quirófano para aliviar un problema muscular en su pierna derecha. Tras la intervención se produjo un coágulo de sangre en su pulmón derecho, lo que hizo que tuviera que abandonar definitivamente la temporada al tratarse de una recuperación de 3 meses. Aunque es evidente que los Cavs, con o sin Varejao, no se hubieran metido en playoffs, su ausencia mermó en gran medida que la franquicia pudiera haber conseguido un rango mayor de victorias. Terminó esta temporada con 14.1 puntos por partido, 14.4 rebotes y 3.4 asistencias, aunque solo pudo disputar 25 partidos.

Pero si hay un nombre que esta temporada ha marcado el significado de los Cavaliers ese es el citado Kyrie Irving. El rookie del año en la temporada pasada ha cuajado una Regular Season estelar. Ha dado muestras partido tras partido de su increíble potencial. Tiros, crossover, pases, penetraciones… en definitiva: absoluto talento para jugar al baloncesto. Su pareja de backcourt no se ha quedado atrás: Dion Waiters, sin estar a su nivel, ha demostrado que tiene potencial para ser un guard de garantías, incluso muchas veces teniendo que suplir a Irving por lesión.

El resumen global de los Cavaliers se centra en esperanza y en futuro. Entre otras cosas por la juventud de un grueso de algunos de sus jugadores.

PLANTILLA

kyrieirvingclevelandcavaliersvatlantazt-bjttfe6wl– Kyrie Irving (22.5 pts, 5.9 asist, 45.2% TC, 59 part): La absoluta estrella de este equipo y uno de los futuros referentes en la NBA para la posteridad. Talento puro, hambre de crack y condiciones de leyenda. Posee todas las capacidades necesarias para ser un líder anotador y un emblema para cualquier equipo. Esta temporada ha terminado por confirmar su prometedora carrera en la liga demostrando todas sus cualidades. Llevar al equipo el solo a playoffs este año era una quimera.

– Dion Waiters (14.7 pts, 3 asist, 1 rob, 28.8 min/part, 61 part): El backcourt más joven de la liga es también uno de los más prometedores. Con tiempo, Waiters puede ser un base-escolta más que fiable. De momento este año, para ser un rookie, ha cumplido su labor con creces. Si su progresión es buena, da miedo pensar lo que puede llegar a hacer. Tiene capacidad anotadora y es muy rápido.

– Tristan Thompson (11.7 pts, 9.4 reb, 48.8% TC, 31.3 minu/part, 82 part): Segunda temporada para el ala-pívot en la que sigue progresando a buen nivel. Estadísticas más que meritorias para un jugador de 2º año en la que se encuentra en un equipo que aspira a una trayectoria ascendente. No arriesga demasiado en el tiro y rebotea. Hace lo que sabe y lo que no sabe se lo deja a otros. Un jugador seguro para ser tan joven.

– Tyler Zeller (7.9 pts, 5.7 reb, 46.8% TC, 26.4 min/part, 77 part): Demasiado papel ha tenido que desempeñar esta Regular Season. La lesión de Varejao aupó a la titularidad definitiva a un jugador que desde North Carolina se le veía todavía algo blando para llegar a la NBA. No obstante, su final de temporada ha sido mucho mejor que su comienzo. Detalles defensivos y reboteadores, en definitiva, para un pívot de 2’13. Necesita rodarse en la liga, pero altura y oportunidades no le van a faltar.

– Alonzo Gee (10.3 pts, 3.9 reb, 1.3 rob, 82 part): Un fijo por su eminente labor defensiva, en la que ha destacado especialmente por ser el segundo mejor en robos de balón.

Ryan Anderson, Wayne Ellington, Marreese Speights– Marreese Speights y Wayne Ellington (más de 10 puntos por partido ambos con casi 40 partidos jugados): Dos hombres procedentes de Memphis que resultan un complemento perfecto para cualquier banquillo de la NBA. Un hombre interior (Speights) capaz de dar seguridad en los minutos de descanso de los titulares y un campeón universitario en su día (Ellington) que es capaz de tener grandes rachas con el triple. Ambos suman más que restan.

FUTURO

Si hay algo en lo que muchos han coincidido es que los Cavs son, para bien y para mal, el futuro. Para lo bueno que es un equipo con muchísima proyección porque es tremendamente joven (media de edad de 24 años). El lado malo es evidente. Tanta inexperiencia al principio se paga muy caro, sobre todo al enfrentarse a rivales tan asentados en el Este y con una mejora de plantilla sustancial como Heat, Knicks, Pacers, Celtics, Hawks y un largo etc.

anderson-varejao-hanging-outOtro de los factores que ayudará será si Anderson Varejao, que recientemente declaró su intención de continuar en el equipo (tiene contrato hasta 2015 con opción de equipo), vuelve a ser el que fue esta temporada a la vuelta de su lesión. Un jugador en la pintura muy necesario para esta franquicia y que este año al fin estaba rindiendo.

Por la propia juventud, Cavs es uno de los equipos de la NBA que a la larga tiene mejor proyección. Es cierto que depende sobremanera de Kyrie Irving por ser el referente y la estrella, pero no es menos verdad que el equipo terminó la campaña con un quinteto formado por 2 rookies y 2 sophomore de menos de 23 años. Y además hasta 2015 solamente sumarían entre todos 20 millones de dólares. Con paciencia y fe en sus jugadores, otras pocas elecciones correctas en el draft y un inteligente margen salarial, Cavaliers puede volver a ser la potencia que llegue imperante en la Conferencia Este como ya hiciera con LeBron. De momento han abogado por una fórmula que les fue bien: contratar al mismo técnico (Mike Brown) que les llevó a las Finales allá por 2007 junto con el propio LeBron James.

Un LeBron James que resurge en la ciudad de Cleveland como un asunto interesante en el futuro a medio/largo plazo de los Cavaliers. Este año hubo rumores que salpicaron a la estrella de los Heat, en el que LeBron James acabará con Miami el segundo contrato de su carrera en un par de años. Algunos llegaron a señalar que LeBron podría pensar en volver a Cleveland para 2015 y ser el acompañante de Kyrie Irving y Dion Waiters en el perímetro. Solamente son especulaciones a 2 años vista e incluso la vuelta de Mike Brown al banquillo podría no ser definitiva para cuando se quisieran reencontrar ambos. Aunque nadie sabe lo que puede pasar, el hecho es que la posibilidad no es utópica y además la contemplaron los medios de Estados Unidos. De ser cierto, Cavs cerraría el círculo de su reconstrucción. ¿Regresaría a casa el hijo pródigo?

Anuncios

Los Angeles Lakers 2012-13

Los-Angeles-LakersSi a un equipo con Kobe Bryant, Pau Gasol y Metta World Peace le añadimos un pívot dominante y con capacidad defensiva como Dwight Howard y un base director de juego y ofensivamente decisivo como Steve Nash, el resultado es una auténtica bomba.

Pero la parte teórica rara vez se ve reflejada en la pista. Mike Brown, el entonces técnico angelino, no casaba, ni él ni su filosofía, con la plantilla que tenía a su disposición. Además, no supo encajar unas piezas tan grandes e importantes. Aún así, su tempranero cese no pareció sino una jugada desesperada de Mith Kupchack, cansado demasiado pronto de la imagen del equipo. Porque estos Lakers no estaban diseñados para ganar mañana, no hoy. Estaban diseñados para ganar ayer.

Mike D´Antoni se hizo cargo de una nave que, si no estaba hecha a la medida de Brown, mucho menos para él. Acostumbrado a correr y a no defender, ni corrió ni defendió, resultando un juego plano, gris, basado en la inspiración de un Kobe Bryant que, ya en enero, daba muestras de estar jugando demasiado. Bien es cierto que D´Antoni se encontró, y padeció durante toda la temporada, un roster castigado sobremanera por las lesiones. De hecho, el quinteto estrella, la compensación defensa-ataque llevada a la máxima expresión, no ha llegado a jugar juntos ni 10 partidos en todo el año. No hay ninguno miembro de la plantilla angelina que haya llegado a los 82 encuentros disputados. Lesiones de por medio, como la de Nash (32 partidos sin jugar), Gasol (33), Blake (37), Clark (14), Hill (53), los Lakers se han visto mermados de un modo decisivo. Y ya en los playoffs, la baja de Kobe fue el puñal que cercenó de raíz cualquier posibilidad de éxito.

Cierto es que, casi todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero las circunstancias externas, las incontrolables, no sirven de excusa para justificar tamaño fracaso. Howard no ha sido el pívot dominante que se esperaba, Nash ha llegado a un equipo sin un base defensivo de garantías y se le ha exigido demasiado con 39 años, Gasol no es ni una sombra de lo que fue, World Peace ha visto como su rendimiento baja demasiado deprisa y el banquillo, reducido, no reunía la calidad conjunta suficiente para dar descansos de nivel a los titulares.

Las soluciones que se presentan de cara a la temporada que viene son muy limitadas y todas ellas van a estar condicionadas por un nombre: Dwight Howard. En la medida en que el pívot renueve o no por los Lakers, el resto de piezas serán válidas, o no, económicamente hablando.

PLANTILLA

Indiana Pacers v Los Angeles Lakers– Kobe Bryant (27.3 pts, 5.6 reb, 6.0 asist, 1.4 rob, 3.013 min): El capitán del barco ha peleado contra viento y marea para que su equipo no se hundiera. Finalment logró, casi en exclusividad, una clasificación agónica para Playoffs que no ha hecho sino retratar aún más las miserias y la mala suerte de los angelinos esta temporada. El Kobe más generoso, pero también el más comprometido, ha sido de los pocos que ha dado la cara en este nefasto año.

– Dwight Howard (17.1 pts, 12.4 reb, 1.4 asist, 2.4 tap, 49 %TL): Venía para ser el complemento perfecto de Bryant en la pista, para revivir la sociedad Kobe-Shaq de hace unos años, pero Howard no ha hecho sino confirmar que no es alguien sobre el que poder edificar. Sin voluntad de aprender y de adaptarse a un rol diferente, el pívot no ha evolucionado, que se ha estancado en un juego demasiado limitado. Le sobra físico y le falta motivación. Lamentablemente, los Lakers ofertarán por él y se llevará un mega-contrato que va a hipotecar a medio plazo las posibilidades de la franquicia.

San Antonio Spurs v Los Angeles Lakers– Pau Gasol (13.7 pts, 8.6 reb, 4.1 asist, 1.2 tap): Sin lugar a dudas, la peor temporada de su carrera NBA, tanto en números como en importancia. Relegado a un papel marginal (reconoció que no tenían preparados sistemas de ataque para él), sólo su calidad le ha permitido mantener cierto nivel de importancia en el equipo. Pau ha sido incapaz de convivir con un center que ocupe la zona como Howard, su eficiencia lejos del aro es mucho menor y la (in)capacidad defensiva del de Sant Boi no le ha permitido ser útil en ese apartado. Su contrato, ahora mismo, es un lastre para Lakers y sólo las dudas sobre la continuidad de Howard le mantienen en el roster.

– Steve Nash (12.7 pts, 2.8 reb, 6.7 asist): El canadiense está en el ocaso de su carrera y, si a eso le sumamos que no tiene un papel preponderante dentro del equipo, el rendimiento desciende brutalmente. Se ha perdido 32 partidos este año y no ha encontrado un socio adecuado para ejecutar el pick and roll, del que es un maestro. Con dos años más de contrato, a razón de 9 millones cada uno, sólo una retirada anticipada librará a los Lakers de esa millonada.

– Metta World Peace (12.4 pts, 5.0 reb, 1.5 asist, 1.6 rob, 34 %T3): Otro jugador que ha perdido importancia a pasos agigantados. Su impronta en el equipo ha sido prácticamente nula y sólo su intensidad defensiva ha dado réditos demostrables. Pese a ello, su físico se ve incapaz de competir y anular a aleros de la talla de LeBron, Durant o Carmelo, cuya explosividad y talento le superan ampliamente. Tiene opción de renovar por 7 millones. Lo hará, no es tonto.

Utah Jazz v Los Angeles Lakers– Steve Blake (7.3 pts, 2.9 reb, 3.8 asist, 0.8 rob, 42 %T3): Una de las sorpresas agradables de la temporada. Dio la cara cuando Nash estaba de baja y ha rendido muy por encima de lo esperado. Aún así, no es un base con capacidad y calidad para ser titular en un equipo candidato al anillo.

– Antawn Jamison (9.4 pts, 4.8 reb, 0.7 asist): Un lujo saliendo desde el banquillo e infrautilizado por D´Antoni. Pese a su edad (37 años), ha dado minutos de calidad como suplente y es de los pocos jugadores que aprueba este año.

– Earl Clark (7.3 pts, 5.5 reb, 1.1 asist, 44% TC): Sus números no hacen justicia a su temporada. Traspasado en el pack Howard, Clark se ha destapado como un jugador útil, tanto por dentro como por fuera, que suma mucho y resta poco en cualquier sistema, de ataque o de defensa. Otro aprobado con nota.

– Jordan Hill (6.7 pts, 5.7 reb, 0.4 asist, 49 %TC): Un gladiador de la zona al que se le ha echado de menos durante su ausencia, ya que se ha perdido 53 encuentros. Se puede decir que ha sido el único jugador de los Lakers que ha defendido la zona en condiciones, lo cual habla muy mal del resto, sin desmerecer al bueno de Hill. Activo aprovechable 100% de cara al año que viene.

– Jodie Meeks (7.9 pts, 2.2 reb, 1.6 asist, 36 %T3): Defensa y lanzamiento exterior, sin alardes, es lo que ha sumado Meeks a estos Lakers. Números aceptables para alguien que viene a dar descanso a Kobe Bryant. Aprobado.

– Darius Morris, Robert Sacre, Chris Duhon, Andrew Goudelock y Devin Ebanks: Intrascendente aportación de los cuatro. Quizá Morris haya sido el más importante, pero sólo se ha llevado los focos en momentos muy puntuales. Jugadores de rotación, más conocidos por su locura, capacidad de agitar toallas, volumen de sus partes traseras y el apodo de “Mini Mamba”.

FUTURO

la_g_howardduck_cr_600El equipo de los 100 millones tiene que hacer algo. Se habla mucho de la amnistía a Pau Gasol, excepcionalmente explicada por La Crónica desde el Sofá, pero el movimiento principal es qué hacer con Howard. Una vez resuelto ese aspecto, el resto vendrán solos. Kobe, Nash, Blake y World Peace seguirán seguro, a no ser que haya algún traspaso de por medio, especialmente con los dos últimos. Pau tiene todas las papeletas para no seguir, Hill, Clark, Jamison y Meeks sólo seguirán si mantienen sus contratos y D´Antoni ha recibido el respaldo para su continuidad.

Parece complicado que una franquicia con Kobe Bryant como máximo exponente, pese a su lesión, vaya a renunciar a competir, con lo que una temporada de transición estará descartada, pero los movimientos a partir de julio pueden variar en una u otra dirección dependiendo de la decisión de Dwight Howard.

Fotografías: NBA.com, espn.go.com