Archivo de la categoría: Análisis 2012-13

Cleveland Cavaliers 2012-13

Cleveland-CavaliersSi en el presente no puedes competir es mejor prepararse para el futuro, aunque en el caso de Cleveland Cavaliers ya han llegado hasta medio camino. Ese podría ser el motivo de existencia de la franquicia de Ohio, que aunque apenas ha llegado al 30% de victorias se ha vislumbrado un esperanzador camino de futuro ante sus ojos.

En cuanto a la temporada que ha acabado, estadísticamente para el equipo no ha sido buena (es evidente), ya que ha sido el tercer peor. No han alcanzado ni 25 victorias en 82 partidos, y aunque en anotación es un equipo que no es de los menos malos, su defensa y los demás apartados fundamentales como los rebotes inclinan la balanza siempre a favor de los rivales. Equipos como Cavs deben mostrar una gran intensidad defensiva partido tras partido para aspirar a algo grande, cosa complicada teniendo en cuenta lo largas que son las temporadas.

Su mal comienzo lastró a los de Byron Scott, que vieron como a comienzos de enero se encontraban con un balance ya de 7-25. La llegada por aquel entonces de Marreese Speights y Wayne Ellington encajó perfectamente en los planes del equipo, que vieron como ganaba banquillo y jugadores que habían demostrado en Memphis Grizzlies que eran tremendamente válidos. Como consecuencia de ello, en enero y febrero equilibraron su balance a 13-13, sin duda los mejores momentos que vivió la franquicia este año. De hecho, febrero fue su mejor mes llegando a anotar por partido más de 106 puntos, pero el tramo final de temporada fue desastroso: solamente 4 victorias de 20 posibles coincidiendo con la lesión final de Kyrie Irving.

Lo que está claro es que ha habido un factor añadido que no ha ayudado al devenir de la franquicia: la lesión de Anderson Varejao. El brasileño parecía que por fin había encontrado su juego. Se encontraba cómodo y era un referente en la zona, tanto reboteando como anotando. Había encontrado al fin ese equilibrio en su juego, pero a mediados de enero tuvo que pasar por el quirófano para aliviar un problema muscular en su pierna derecha. Tras la intervención se produjo un coágulo de sangre en su pulmón derecho, lo que hizo que tuviera que abandonar definitivamente la temporada al tratarse de una recuperación de 3 meses. Aunque es evidente que los Cavs, con o sin Varejao, no se hubieran metido en playoffs, su ausencia mermó en gran medida que la franquicia pudiera haber conseguido un rango mayor de victorias. Terminó esta temporada con 14.1 puntos por partido, 14.4 rebotes y 3.4 asistencias, aunque solo pudo disputar 25 partidos.

Pero si hay un nombre que esta temporada ha marcado el significado de los Cavaliers ese es el citado Kyrie Irving. El rookie del año en la temporada pasada ha cuajado una Regular Season estelar. Ha dado muestras partido tras partido de su increíble potencial. Tiros, crossover, pases, penetraciones… en definitiva: absoluto talento para jugar al baloncesto. Su pareja de backcourt no se ha quedado atrás: Dion Waiters, sin estar a su nivel, ha demostrado que tiene potencial para ser un guard de garantías, incluso muchas veces teniendo que suplir a Irving por lesión.

El resumen global de los Cavaliers se centra en esperanza y en futuro. Entre otras cosas por la juventud de un grueso de algunos de sus jugadores.

PLANTILLA

kyrieirvingclevelandcavaliersvatlantazt-bjttfe6wl– Kyrie Irving (22.5 pts, 5.9 asist, 45.2% TC, 59 part): La absoluta estrella de este equipo y uno de los futuros referentes en la NBA para la posteridad. Talento puro, hambre de crack y condiciones de leyenda. Posee todas las capacidades necesarias para ser un líder anotador y un emblema para cualquier equipo. Esta temporada ha terminado por confirmar su prometedora carrera en la liga demostrando todas sus cualidades. Llevar al equipo el solo a playoffs este año era una quimera.

– Dion Waiters (14.7 pts, 3 asist, 1 rob, 28.8 min/part, 61 part): El backcourt más joven de la liga es también uno de los más prometedores. Con tiempo, Waiters puede ser un base-escolta más que fiable. De momento este año, para ser un rookie, ha cumplido su labor con creces. Si su progresión es buena, da miedo pensar lo que puede llegar a hacer. Tiene capacidad anotadora y es muy rápido.

– Tristan Thompson (11.7 pts, 9.4 reb, 48.8% TC, 31.3 minu/part, 82 part): Segunda temporada para el ala-pívot en la que sigue progresando a buen nivel. Estadísticas más que meritorias para un jugador de 2º año en la que se encuentra en un equipo que aspira a una trayectoria ascendente. No arriesga demasiado en el tiro y rebotea. Hace lo que sabe y lo que no sabe se lo deja a otros. Un jugador seguro para ser tan joven.

– Tyler Zeller (7.9 pts, 5.7 reb, 46.8% TC, 26.4 min/part, 77 part): Demasiado papel ha tenido que desempeñar esta Regular Season. La lesión de Varejao aupó a la titularidad definitiva a un jugador que desde North Carolina se le veía todavía algo blando para llegar a la NBA. No obstante, su final de temporada ha sido mucho mejor que su comienzo. Detalles defensivos y reboteadores, en definitiva, para un pívot de 2’13. Necesita rodarse en la liga, pero altura y oportunidades no le van a faltar.

– Alonzo Gee (10.3 pts, 3.9 reb, 1.3 rob, 82 part): Un fijo por su eminente labor defensiva, en la que ha destacado especialmente por ser el segundo mejor en robos de balón.

Ryan Anderson, Wayne Ellington, Marreese Speights– Marreese Speights y Wayne Ellington (más de 10 puntos por partido ambos con casi 40 partidos jugados): Dos hombres procedentes de Memphis que resultan un complemento perfecto para cualquier banquillo de la NBA. Un hombre interior (Speights) capaz de dar seguridad en los minutos de descanso de los titulares y un campeón universitario en su día (Ellington) que es capaz de tener grandes rachas con el triple. Ambos suman más que restan.

FUTURO

Si hay algo en lo que muchos han coincidido es que los Cavs son, para bien y para mal, el futuro. Para lo bueno que es un equipo con muchísima proyección porque es tremendamente joven (media de edad de 24 años). El lado malo es evidente. Tanta inexperiencia al principio se paga muy caro, sobre todo al enfrentarse a rivales tan asentados en el Este y con una mejora de plantilla sustancial como Heat, Knicks, Pacers, Celtics, Hawks y un largo etc.

anderson-varejao-hanging-outOtro de los factores que ayudará será si Anderson Varejao, que recientemente declaró su intención de continuar en el equipo (tiene contrato hasta 2015 con opción de equipo), vuelve a ser el que fue esta temporada a la vuelta de su lesión. Un jugador en la pintura muy necesario para esta franquicia y que este año al fin estaba rindiendo.

Por la propia juventud, Cavs es uno de los equipos de la NBA que a la larga tiene mejor proyección. Es cierto que depende sobremanera de Kyrie Irving por ser el referente y la estrella, pero no es menos verdad que el equipo terminó la campaña con un quinteto formado por 2 rookies y 2 sophomore de menos de 23 años. Y además hasta 2015 solamente sumarían entre todos 20 millones de dólares. Con paciencia y fe en sus jugadores, otras pocas elecciones correctas en el draft y un inteligente margen salarial, Cavaliers puede volver a ser la potencia que llegue imperante en la Conferencia Este como ya hiciera con LeBron. De momento han abogado por una fórmula que les fue bien: contratar al mismo técnico (Mike Brown) que les llevó a las Finales allá por 2007 junto con el propio LeBron James.

Un LeBron James que resurge en la ciudad de Cleveland como un asunto interesante en el futuro a medio/largo plazo de los Cavaliers. Este año hubo rumores que salpicaron a la estrella de los Heat, en el que LeBron James acabará con Miami el segundo contrato de su carrera en un par de años. Algunos llegaron a señalar que LeBron podría pensar en volver a Cleveland para 2015 y ser el acompañante de Kyrie Irving y Dion Waiters en el perímetro. Solamente son especulaciones a 2 años vista e incluso la vuelta de Mike Brown al banquillo podría no ser definitiva para cuando se quisieran reencontrar ambos. Aunque nadie sabe lo que puede pasar, el hecho es que la posibilidad no es utópica y además la contemplaron los medios de Estados Unidos. De ser cierto, Cavs cerraría el círculo de su reconstrucción. ¿Regresaría a casa el hijo pródigo?

Anuncios

Portland Trail Blazers 2012-12

Portland-Trail-BlazersPortland Trail Blazers era un equipo que arrancaba la temporada tomándose la misma como un año de transición. Sin la intención clara y firme de meterse en los playoffs, el equipo de Oregón ha buscado durante toda la temporada acoplar lo máximo posible sus piezas, para empezar a pensar realmente en la postemporada la campaña que viene.

Tras una campaña, la pasada, en la que el equipo no había respondido a las expectativas, el Draft abría muchas posibilidades a unos Blazers que contaban con dos rondas relativamente altas, lo que permitiría a la franquicia comenzar con esa citada reconstrucción. A mayores del undécimo pick que el equipo tenía en propiedad, consiguieron una sexta posición proveniente de los Nets de Brooklin. En un Draft como el que se nos viene encima, quizás no serían dos posiciones tan atractivas, pero todos sabemos la calidad con la que ha contado el pasado Draft de la NBA.

Había muchas dudas sobre como emplearía Portland estas dos elecciones tan altas. Era evidente que el equipo del Rose Garden debía elegir a un nuevo director de juego y a un cinco para esa rotación interior. La duda residía en qué jugador elegir primero, en ese sexto pick, corriendo el riesgo de dejar escapar a alguna perla si se elegía la posición incorrecta. Finalmente los Blazers se decantaron por elegir en primer lugar al base, para quien se fijaron en Damian Lillard, un joven y prometedor base de perfil anotador de la Universidad de Weber State, dejando para ese undécimo pick al pívot. El center que eligieron fue Meyers Leonard, de la Universidad de Illinois, apostando por los 2.16 que aportaba el jugador.

Con estas dos incorporaciones desde el Draft, el roster que le quedaba a Portland era interesante, con jugadores de calidad contrastada en la NBA y un par de jugadores jóvenes prometedores, sobre todo Lillard. Pero seguía faltando algo para dar ese salto definitivo y afianzarse en la clase medio-alta de la Conferencia Oeste, donde entrar el los Playoffs es una tarea dura. Y ese algo se llama banquillo.

Podríamos definir la temporada de los Blazers como la de una montaña rusa, unas veces arriba y otras, las que más, abajo. Tras un comienzo algo desdibujado, debido a que se debían acoplar todas las piezas, el equipo empezó a responder y a conseguir victorias de manera consecutiva. La euforia se desató en Oregón, pensando que los Playoffs eran posibles, ya que el rendimiento de Damian Lillard era mucho mejor del esperado. Pero con el 2013 ya en marcha, comenzó el declive de los chicos de Terry Stotts, que encadenaron diferentes series de derrotas y fueron bajando puestos en la clasificación de la Conferencia Oeste. El máximo exponente de esa mala racha son las 13 derrotas consecutivas del equipo para cerrar la temporada regular, dejándose llevar cuando no había objetivo por el que pelear.

El motivo principal de que Portland no haya dado ese paso adelante ha sido, sin ninguna duda, su escasa capacidad defensiva. Los Blazers son el quinto equipo que más puntos ha recibido por noche (106.9), superando incluso al peor equipo de la NBA, Orlando Magic. Es obvio que un equipo que tiene intención de acercarse a la lucha por entrar en los Playoffs tiene que apretar atrás y ser más fiables en este apartado. De lo contrario, meter más de 107 puntos por partido se antoja complicado.

 PLANTILLA

damian-lillard-adidas-rose-773-game-winner-06– Damian Lillard (19 pts, 6.5 asists, 3.1 rebs, 82 partidos): Temporadón el que ha cuajado el base de Portland, consiguiendo además ser elegido como rookie del año en la NBA. Ha batido infinidad de records, convirtiéndose en el novato que más triples ha anotado en una temporada, superando a Stephen Curry, y elevando el record de triples en una campaña en Portland a 185, superando a Damon Stoudemire. Además, ha conseguido consecutivamente el trofeo de rookie del mes en su conferencia desde que arrancó la temporada y no se ha perdido ninguno de los 82 partidos de la temporada regular, saliendo en todos como titular. Como sobresaliente podríamos catalogar la temporada de su debut en la liga.

– Nicolas Batum (14.3 pts, 5.6 rebs, 4.9 asists): Buena temporada del francés en la NBA. Ha superado todos sus números hasta la fecha, motivado porque ha sido la temporada en la que más minutos por partido ha disputado desde que llegara a la NBA en 2008 (38´5). Aún así, debe aportar un poquito más, ya que los 11 millones que cobra así lo requieren.

– Wesley Matthews (14.8 pts, 2.8 rebs, 2.5 asists): Esta ha sido la temporada más dura para él, ya que se ha perdido 13 partidos, cuando en sus tres años anteriores como profesional nunca se había perdido ninguno. Aún así, Mathews ha cuajado una buena temporada aportando los puntos que de él se esperan y siendo un excelente jugador secundario.

act_lamarcus_aldridge– LaMarcus Aldridge (21.1 pts, 9.1 rebs, 2.6 asists): Grandísima la temporada de Aldridge, que le ha permitido estar presente en su Segundo All Star Game consecutivo. Podemos decir que, a día de hoy, estamos ante uno de los mejores jugadores de la NBA en su posición, estando en muchas ocasiones presente en las nominaciones a jugador de la semana. Un buen jugador sobre el que construir un equipo.

– J.J Hickson (12.7 pts, 10.3 rebs, 56% TC): Tras tres años relegado a un plano muy secundario, nadie podía esperar que Hickson tuviera tanta importancia en el juego de los Blazers, jugando como titular los 80 partidos que ha disputado. Su media de doble doble, aplicándose sobre todo en el rebote, hace que haya que catalogar su temporada como buena.

– Meyers Leonard (5.5 pts, 3.7 rebs): Se esperaba algo más del rookie en su temporada de debut. Por supuesto que no se le pedían puntos, eso lo tienen que hacer los Aldridge, Lillard o Batum; pero si que se le podía pedir más defensa y agresividad en el rebote, cosa que no ha terminado de hacer. La temporada que viene tiene que dar un pasito adelante.

NBA: Toronto Raptors at Portland Trail Blazers– Victor Claver (3.8 pts, 2.4 rebs, 16.6 mins, 49 partidos): Tenemos que calificar como mala la temporada de Claver en su debut en la NBA tras abandonar la ACB. Todas las dudas que existían con un jugador que no había brillado en exceso en España se han cumplido, y el batacazo que se ha pegado Claver ha sido de órdago. Apenas ha contado con la confianza del entrenador y ha sido relegado a un rol muy secundario. Debería replantearse su futuro en Estados Unidos.

FUTURO

7002864No pinta nada mal el futuro de estos Portland Trail Blazers. La razón es evidente, cuentan en su plantilla con el rookie del año, un jugador de 22 años que va a dar muchas noches de gloria a los asistentes al Rose Garden. Si a ese prometedor futuro de Lillard, le unimos la presencia de todo un All Star en el mejor momento de su carrera, como es LaMarcus Aldridge, la combinación tiene que ser buena a la fuerza.

Se podría decir que Portland cuenta con cuatro jugadores realmente interesantes (Lillard, Aldridge, Batum y Matthews), que forman parte del quinteto inicial de Stotts y conforman un plantel francamente interesante. El problema es que el banquillo es un solar, y es ahí donde se tienen que aplicar de cara a la temporada que viene, en fichar a jugadores de banquillo que puedan aportar lo que el equipo necesita.

Cuentan con el gravísimo problema de arrastras aún la amnistía de Brandon Roy, que le cuesta a la franquicia casi 18 millones la temporada que viene, y que aún tendrán que pagar en la temporada 2014/15. Este lastre merma muchísimo las opciones de rodear a sus jugadores estrella de piezas interesantes, ya que superan el límite salarial.

Futuro interesante en lo deportivo, aunque non tan interesante en lo que a los sueldos se refiere, lo que va a dificultar todo un poco. Además, la intención de Portland es la de fichar a un pívot titular que aporte más que J.J Hickson, al que no consideran que pueda ser el cinco del equipo, y que es probable que ni siquiera renueve.

Fotografías: solecollector.com, nba.com, ripcityproject.com, blazersedge.com

Philadelphia 76ers 2012-13

philadelphia-76ersRotundo fracaso. Así se podría definir la temporada 2012-2013 para los Sixers que, no solo no se han metido en playoffs en la débil Conferencia Este, sino que encima apenas han superado el 40% de victorias (34-48). Un equipo que en su pista apenas ha dado solidez (23-18) pero que fuera ha sido un absoluto descalabro (11-30). El primer planteamiento puede ser un tanto catastrófico, pero no lo debería ser tanto si analizamos distintos planos del equipo.

Vaya por delante dos premisas claras: en la Conferencia Este ha habido un equipo (Milwaukee Bucks) que se ha metido en playoff con balance negativo. Y la otra, con todavía mayor incidencia: en este equipo está flotando, porque ni está presente ni está en espíritu (o estaba, veremos) el nombre y la figura de Andrew Bynum. Un Bynum que no ha podido ni ponerse la camiseta de juego para disputar un mísero partido. Pero que, aún con todo y con eso, la plantilla ofreció en los primeros compases de la temporada muy buena imagen, dejando patente que su objetivo claro era estar entre los 8 primeros y que así lo iba a conseguir.

Con ese pro y esta contra, no es descabellado catalogar de “fracaso” la temporada que han hecho los de Doug Collins. Ha estado marcada por su primer fracaso inesperado por todos en los despachos: su apuesta truncada desde el comienzo de Andrew Bynum. Una apuesta arriesgadísima de aproximadamente 16.473.000 dólares que ha estado más pendiente de jugar a los bolos y cambiarse el peinado que de recuperarse. Su fichaje, tal y como reconoció a agua pasada Adam Aron (CEO de los Sixers) “era una decisión que debería haber funcionado”. En septiembre tuvo problemas con una contusión ósea en su rodilla derecha, y los médicos le diagnosticaron su vuelta en diciembre. En ese mes, cuando se empezaba a recuperar, se fue a jugar a los bolos, lo que agravó la lesión y le hinchó la dos rodillas. Se fijó su vuelta para después del All-Star, pero a mediados de marzo se conoció su paso por quirófano por tener afectados los cartílagos en ambas rodillas y la pérdida irremediable para su equipo en la temporada. Un caso “extraño” según lo calificó el presidente de la franquicia, Rod Thorn, pero que en cualquier caso no elude de responsabilidad al propio Bynum. Si tanta importancia se da al caso del pívot es porque fundamentalmente los objetivos de Sixers iban encaminados a que Bynum fuera el jugador franquicia. Más de 16 millones de dólares e ilusiones que no se pudieron cumplir.

Dejando de lado la gran incidencia que ha tenido este hecho en el equipo, Philadelphia dejó buenas sensaciones a comienzo de campaña. Antes de entrar en el mes de diciembre, los de Doug Collins llevaban un 10-6 favorable, pero pese a gustarse en su juego, la situación se empezó a torcer. Su balance entre diciembre, enero y febrero fue de 12-28, y entre abril y mayo, donde había que pegar el último sprint, el equipo no llegó ni a al 46% de victorias en el Este para acabar octavo. Entre otras cosas no lo ha conseguido al ser el equipo que peor bagaje anotador tiene de toda la NBA (apenas llega a los 93 puntos por partido), sumado a que ha acumulado un total de 13 pérdidas por noche. Una trayectoria que ha ido de más a menos a lo largo de esta temporada. Para los aficionados de los Sixers es una pena, ya que tenían algunos nombres importantes y algunos pilares con los que haberse metido, al menos, en Playoff. Hay algunos nombres propios sobre los que destacar su presencia.

PLANTILLA

011913_jrue-holiday_600– Jrue Holiday (17’7 pts, 8 asist, 4’2 reb, 3’7 per): El jugador referencia del equipo. Sus actuaciones estelares, penetraciones y tiros han puesto en pie millones de veces al Wells Fargo Center. Ha asumido la responsabilidad de ser el base y el líder del equipo, aunque con el tremendo debe de las pérdidas de balón. Un aspecto que no le ha ayudado ni a él ni al equipo. Pese a todo, un jugador con enorme talento y enorme incidencia en el equipo. Lo mejor ha sido su salario de este año: algo más de 2.500.000 dólares.

– Thaddeus Young (14’8 pts, 7’5 reb, 1’2 per): Un jugador fiable, en la que ha destacado su regularidad a la hora de anotar desde media distancia y tener cierta seguridad reboteadora. Ha cumplido con lo que se le exigía.

040611-evan-turner-400– Evan Turner (13’3 pts, 6’3 reb, 4’3 asist, 82 partidos): Un complemento de lujo en el exterior de los Sixers. Ha conseguido el objetivo de no desentonar y hacer un gran papel como asistente. Tanto es así que no se ha perdido un solo partido. El segundo de a bordo del equipo y el segundo con más minutos por partido (35’3). Gran importancia y buena imagen.

– Spencer Hawes (11 pts, 7’2 reb, 35’6% 3P, 82 partidos): El particular raza blanca tirador de la franquicia. Sin hacer nada grande, consiguió triples verdaderamente sorprendentes durante los partidos. Insuficiente aun así, como la labor grupal.

– Jason Richardson (10’5 pts, 3’8 reb, 33 partidos): otrora gran matador, el jugador de los Sixers apenas ha tenido continuidad este año para poder ayudar al equipo. No obstante, sus apariciones casi siempre han sido muy positivas, tanto para la labor de penetrador como para probar desde la línea de fuera.

– Arnett Moultrie (3’7 pts, 3’1 reb, 47 partidos. 11’5 min/part): Novato con altura que le puede venir bien a un equipo como Philadelphia. Ha tenido poca incidencia pero ha dejado buenas maneras como 4.

– Kwame Brown (1’9 pts, 3’4 reb, 0’5 tap, 22 partidos, 12’2 min/part): Otro de los fallos gigantescos de los Sixers desde los despachos (y éste todavía más achacable). Un “cacho de carne” que ha tenido incidencia 0 en el equipo cada vez que salía. Centímetros desaprovechados. Y esa labor cuesta casi 3 millones de dólares. Más de lo que ha cobrado Jrue Holiday.

 

FUTURO

act_andrew_bynumLa figura clave en el devenir de los Sixers es Andrew Bynum. En torno a él gira todo el proceso de remodelación y de incorporación de jugadores para la franquicia. La apuesta desde los despachos ha resultado totalmente negativa, ya que además de abonar los casi 16 dólares y medio, medios en Philadelphia han publicado que Bynum no va a tener un trato de favor con los Sixers al convertirse en agente libre. Se marchará al mejor postor sin pensar en un cierto “agradecimiento” por el contratazo de este año sin jugar un solo minuto. Esto además implicará a los Sixers más riesgos económicos si quiere construir en torno a él su franquicia. Su intención es clara: la apostar por un center domintante aún con riesgos de otro año tan dramático. De no ser así, deberían mirar en el mercado un jugador sobre el que construir el equipo (fundamentalmente en la pintura).

Otro de los asuntos que tendrá que resolver su presidente es la del entrenador. Doug Collins ya declaró que no iba a continuar al frente del equipo, y por tanto tendrá que buscar un head coach que comulgue con los jugadores que tenga en plantilla (sobre todo en el hipotético caso de Bynum).

Con Jrue Holiday garantizado hasta 2017 y Thaddeus Young hasta 2016, es evidente que necesita buscar un arma en la zona que le dé ese plus para ser un equipo de playoff nuevamente… y todo dependerá de lo que vaya a hacer Andrew Bynum.

Fotografías: philly.com, nba.com

Los Angeles Lakers 2012-13

Los-Angeles-LakersSi a un equipo con Kobe Bryant, Pau Gasol y Metta World Peace le añadimos un pívot dominante y con capacidad defensiva como Dwight Howard y un base director de juego y ofensivamente decisivo como Steve Nash, el resultado es una auténtica bomba.

Pero la parte teórica rara vez se ve reflejada en la pista. Mike Brown, el entonces técnico angelino, no casaba, ni él ni su filosofía, con la plantilla que tenía a su disposición. Además, no supo encajar unas piezas tan grandes e importantes. Aún así, su tempranero cese no pareció sino una jugada desesperada de Mith Kupchack, cansado demasiado pronto de la imagen del equipo. Porque estos Lakers no estaban diseñados para ganar mañana, no hoy. Estaban diseñados para ganar ayer.

Mike D´Antoni se hizo cargo de una nave que, si no estaba hecha a la medida de Brown, mucho menos para él. Acostumbrado a correr y a no defender, ni corrió ni defendió, resultando un juego plano, gris, basado en la inspiración de un Kobe Bryant que, ya en enero, daba muestras de estar jugando demasiado. Bien es cierto que D´Antoni se encontró, y padeció durante toda la temporada, un roster castigado sobremanera por las lesiones. De hecho, el quinteto estrella, la compensación defensa-ataque llevada a la máxima expresión, no ha llegado a jugar juntos ni 10 partidos en todo el año. No hay ninguno miembro de la plantilla angelina que haya llegado a los 82 encuentros disputados. Lesiones de por medio, como la de Nash (32 partidos sin jugar), Gasol (33), Blake (37), Clark (14), Hill (53), los Lakers se han visto mermados de un modo decisivo. Y ya en los playoffs, la baja de Kobe fue el puñal que cercenó de raíz cualquier posibilidad de éxito.

Cierto es que, casi todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero las circunstancias externas, las incontrolables, no sirven de excusa para justificar tamaño fracaso. Howard no ha sido el pívot dominante que se esperaba, Nash ha llegado a un equipo sin un base defensivo de garantías y se le ha exigido demasiado con 39 años, Gasol no es ni una sombra de lo que fue, World Peace ha visto como su rendimiento baja demasiado deprisa y el banquillo, reducido, no reunía la calidad conjunta suficiente para dar descansos de nivel a los titulares.

Las soluciones que se presentan de cara a la temporada que viene son muy limitadas y todas ellas van a estar condicionadas por un nombre: Dwight Howard. En la medida en que el pívot renueve o no por los Lakers, el resto de piezas serán válidas, o no, económicamente hablando.

PLANTILLA

Indiana Pacers v Los Angeles Lakers– Kobe Bryant (27.3 pts, 5.6 reb, 6.0 asist, 1.4 rob, 3.013 min): El capitán del barco ha peleado contra viento y marea para que su equipo no se hundiera. Finalment logró, casi en exclusividad, una clasificación agónica para Playoffs que no ha hecho sino retratar aún más las miserias y la mala suerte de los angelinos esta temporada. El Kobe más generoso, pero también el más comprometido, ha sido de los pocos que ha dado la cara en este nefasto año.

– Dwight Howard (17.1 pts, 12.4 reb, 1.4 asist, 2.4 tap, 49 %TL): Venía para ser el complemento perfecto de Bryant en la pista, para revivir la sociedad Kobe-Shaq de hace unos años, pero Howard no ha hecho sino confirmar que no es alguien sobre el que poder edificar. Sin voluntad de aprender y de adaptarse a un rol diferente, el pívot no ha evolucionado, que se ha estancado en un juego demasiado limitado. Le sobra físico y le falta motivación. Lamentablemente, los Lakers ofertarán por él y se llevará un mega-contrato que va a hipotecar a medio plazo las posibilidades de la franquicia.

San Antonio Spurs v Los Angeles Lakers– Pau Gasol (13.7 pts, 8.6 reb, 4.1 asist, 1.2 tap): Sin lugar a dudas, la peor temporada de su carrera NBA, tanto en números como en importancia. Relegado a un papel marginal (reconoció que no tenían preparados sistemas de ataque para él), sólo su calidad le ha permitido mantener cierto nivel de importancia en el equipo. Pau ha sido incapaz de convivir con un center que ocupe la zona como Howard, su eficiencia lejos del aro es mucho menor y la (in)capacidad defensiva del de Sant Boi no le ha permitido ser útil en ese apartado. Su contrato, ahora mismo, es un lastre para Lakers y sólo las dudas sobre la continuidad de Howard le mantienen en el roster.

– Steve Nash (12.7 pts, 2.8 reb, 6.7 asist): El canadiense está en el ocaso de su carrera y, si a eso le sumamos que no tiene un papel preponderante dentro del equipo, el rendimiento desciende brutalmente. Se ha perdido 32 partidos este año y no ha encontrado un socio adecuado para ejecutar el pick and roll, del que es un maestro. Con dos años más de contrato, a razón de 9 millones cada uno, sólo una retirada anticipada librará a los Lakers de esa millonada.

– Metta World Peace (12.4 pts, 5.0 reb, 1.5 asist, 1.6 rob, 34 %T3): Otro jugador que ha perdido importancia a pasos agigantados. Su impronta en el equipo ha sido prácticamente nula y sólo su intensidad defensiva ha dado réditos demostrables. Pese a ello, su físico se ve incapaz de competir y anular a aleros de la talla de LeBron, Durant o Carmelo, cuya explosividad y talento le superan ampliamente. Tiene opción de renovar por 7 millones. Lo hará, no es tonto.

Utah Jazz v Los Angeles Lakers– Steve Blake (7.3 pts, 2.9 reb, 3.8 asist, 0.8 rob, 42 %T3): Una de las sorpresas agradables de la temporada. Dio la cara cuando Nash estaba de baja y ha rendido muy por encima de lo esperado. Aún así, no es un base con capacidad y calidad para ser titular en un equipo candidato al anillo.

– Antawn Jamison (9.4 pts, 4.8 reb, 0.7 asist): Un lujo saliendo desde el banquillo e infrautilizado por D´Antoni. Pese a su edad (37 años), ha dado minutos de calidad como suplente y es de los pocos jugadores que aprueba este año.

– Earl Clark (7.3 pts, 5.5 reb, 1.1 asist, 44% TC): Sus números no hacen justicia a su temporada. Traspasado en el pack Howard, Clark se ha destapado como un jugador útil, tanto por dentro como por fuera, que suma mucho y resta poco en cualquier sistema, de ataque o de defensa. Otro aprobado con nota.

– Jordan Hill (6.7 pts, 5.7 reb, 0.4 asist, 49 %TC): Un gladiador de la zona al que se le ha echado de menos durante su ausencia, ya que se ha perdido 53 encuentros. Se puede decir que ha sido el único jugador de los Lakers que ha defendido la zona en condiciones, lo cual habla muy mal del resto, sin desmerecer al bueno de Hill. Activo aprovechable 100% de cara al año que viene.

– Jodie Meeks (7.9 pts, 2.2 reb, 1.6 asist, 36 %T3): Defensa y lanzamiento exterior, sin alardes, es lo que ha sumado Meeks a estos Lakers. Números aceptables para alguien que viene a dar descanso a Kobe Bryant. Aprobado.

– Darius Morris, Robert Sacre, Chris Duhon, Andrew Goudelock y Devin Ebanks: Intrascendente aportación de los cuatro. Quizá Morris haya sido el más importante, pero sólo se ha llevado los focos en momentos muy puntuales. Jugadores de rotación, más conocidos por su locura, capacidad de agitar toallas, volumen de sus partes traseras y el apodo de “Mini Mamba”.

FUTURO

la_g_howardduck_cr_600El equipo de los 100 millones tiene que hacer algo. Se habla mucho de la amnistía a Pau Gasol, excepcionalmente explicada por La Crónica desde el Sofá, pero el movimiento principal es qué hacer con Howard. Una vez resuelto ese aspecto, el resto vendrán solos. Kobe, Nash, Blake y World Peace seguirán seguro, a no ser que haya algún traspaso de por medio, especialmente con los dos últimos. Pau tiene todas las papeletas para no seguir, Hill, Clark, Jamison y Meeks sólo seguirán si mantienen sus contratos y D´Antoni ha recibido el respaldo para su continuidad.

Parece complicado que una franquicia con Kobe Bryant como máximo exponente, pese a su lesión, vaya a renunciar a competir, con lo que una temporada de transición estará descartada, pero los movimientos a partir de julio pueden variar en una u otra dirección dependiendo de la decisión de Dwight Howard.

Fotografías: NBA.com, espn.go.com

Análisis numérico Los Angeles Lakers

– Kobe Bryant

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  78  3.013  27.3  5.6  6.0 1.4   0.3 46  32  83 
PLAYOFFS  0 0  0  0  0  0  0

– Dwight Howard

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  76  2.722 17.1  12.4  1.4  1.1 2.4   57 16  49 
PLAYOFFS  4  126 17  10.8  1.0   0.5  2.0 61  44 

– Pau Gasol

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  49 1.655  13.7  8.6  4.1  0.5  1.2  46  28  70 
PLAYOFFS  4  146  14.0 11.5  6.3  0.5  0.8  48  54 

– Steve Nash

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON 50  1.627  12.7  2.8  6.7  0.6  0.1  49  43  92 
PLAYOFFS  2  61  12.5  2.5  4.5  0 43  100 

– Metta World Peace

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  75 2.530  12.4  5.0  1.5  1.6  0.6  40  34  73 
PLAYOFFS  3  84  6.0  3.7  1.7  0.7  0.3  25 14 100 

– Steve Blake

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  45 1.175  7.3  2.9  3.8  0.8  0.1  42  42  77 
PLAYOFFS  2  75  14  4.0 2.5  2.0  1.5  39  41  100 

– Antawn Jamison

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  76  1.636 9.4  4.8  0.7  0.4  0.3  46  36  69 
PLAYOFFS  4  79  7.3  1.8  0.3  0.2  0.5  43  41 66 

– Earl Clark

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  59 1.363  7.3  5.5  1.1  0.6  0.8  44  33  69 
PLAYOFFS  4  82  3.5  3.0 0.5  0.2  0.2  36 

– Jordan Hill

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  29 458  6.7  5.7   0.4  0.3  0.7  49  0  65
PLAYOFFS  3  31  3.3  3.7  0.3  0  0.7  50  0  0

– Jodie Meeks

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  78  1.663 7.9  2.2  0.9  0.7  0.1  38  35  89 
PLAYOFFS  1  20 4.0  2.0  1.0  25  100 

– Darius Morris

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  48 683  4.0  1.2  1.6  0.4  38  36  64 
PLAYOFFS  4  105 10.5  1.3  3.0  0.5  45  33  77 

– Chris Duhon

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  46 820  2.9  2.9  0.4   0.4  0 38  36  46 
PLAYOFFS  2 68  5.5  1.5  3.5  1.0  0.5  36  37 

– Andrew Goudelock

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  1
PLAYOFFS  3  80  12.0  1.7  1.0  1.7  0  44  20  100

– Devin Ebanks

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  19  197  3.4  2.2  0.5  0.2  0  32  27  78
PLAYOFFS  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0

– Robert Sacre

pj min ptos reb asist rob tap %tc  %t3  %tl
REGULAR SEASON  32  203 1.3  1.1  0.2  0.3  37  63 
PLAYOFFS  0 0  0  0  0  0  0  0  0  0